YEGO evalúa el impacto medioambiental de sus motos eléctricas mediante el Análisis de Ciclo de Vida

Casos de éxito:
YEGO
YEGO, empresa que ofrece motos eléctricas de autoservicio, ha querido estudiar el impacto medioambiental de su solución de movilidad urbana y evaluar la pertinencia de su enfoque de responsabilidad medioambiental que inició hace varios años. Presente en Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga, YEGO buscaba establecerse permanentemente en París. Al igual que con el caso de los patinetes eléctricos de autoservicio, la ciudad de París lanzó esta convocatoria para regular el mercado de las motos compartidas limitando el número de operadores a tres. Como la ciudad presta especial atención a los criterios medioambientales, YEGO pidió a EcoAct que realizara un Análisis de Ciclo de Vida (ACV) de sus motos eléctricas.  

Huella de Carbono

Entender tu impacto sobre el clima.
Todo empieza con la huella de carbono.

Los

desafíos

Nuestros expertos de EcoAct llevaron a cabo un Análisis de Ciclo de Vida basado en el ciclo completo del producto, el llamado alcance “de la cuna a la tumba», es decir, desde la extracción de las materias primas hasta el final de la vida del producto.

Para cada etapa del ciclo, se tuvieron en cuenta los siguientes elementos:

  • Fabricación: Extracción y procesamiento de las materias primas.
  • Montaje: Consumo de energía (electricidad) relacionado con el montaje de las piezas.
  • Transporte: Transporte de las diferentes piezas hasta el lugar de montaje final, y desde el lugar de montaje hasta la plataforma de entrega.
  • Uso: Consumo de energía (electricidad) para recargar las baterías.
  • Mantenimiento: Teniendo en cuenta la fabricación de los materiales utilizados para el mantenimiento, el consumo de energía (electricidad) relacionado con el servicio de la empresa, así como el transporte de las motos a la plataforma YEGO para realizar el mantenimiento y el cambio de batería.
  • Fin de vida: Fases de tratamiento de residuos según las diferentes categorías de residuos.

 

El mayor reto consistió en obtener los datos más precisos posibles de los proveedores para ofrecer el máximo detalle en cada uno de los componentes de la moto eléctrica. Por lo tanto, YEGO, junto con sus proveedores de componentes y energía, realizó la recogida de datos para registrar todas las etapas: desde la fabricación hasta el final de la vida útil. El objetivo era ser lo más preciso posible en cuanto al consumo (materiales y energía) para limitar cualquier suposición. Todos los departamentos de YEGO se movilizaron para compartir los datos clave de forma transparente, como el número de cambios de batería al día, las distancias recorridas por las piezas de recambio o el tipo de pintura que se utiliza en las bicicletas.

 

Presentes desde hace varios años en las principales ciudades españolas y francesas, las motos eléctricas YEGO promueven la movilidad ecológica a sus 500.000 usuarios gracias a su motorización eléctrica. La misión de YEGO es facilitar y replantear el acceso a la micro movilidad ecológica y responsable, en armonía con las ciudades y sus habitantes. Contribuyen al desarrollo de la movilidad ecológica a través de una solución adaptada y diseñada para satisfacer las limitaciones financieras, técnicas y prácticas. El enfoque responsable de YEGO se basa en soluciones a largo plazo, especialmente en términos de diseño y mantenimiento, con el fin de aumentar la vida útil de las motos.

"El resultado del Análisis de Ciclo de Vida de nuestras motos eléctricas confirma las decisiones responsables que YEGO lleva tomando desde hace varios años. El ecodiseño, la reparación, las energías renovables, la política de reciclaje... todo esto tiene un impacto positivo y nos permite dar un paso más en términos de excelencia medioambiental"

Benjamin Viguier
Director general de YEGO

La

solución

A partir de los resultados iniciales, EcoAct investigó formas de reducir el impacto de la moto; por ejemplo: aligerar el chasis de acero permitiría reducir los materiales utilizados, lo que a su vez afectaría a la mayoría de las categorías. La reducción del peso total del vehículo también repercute en el consumo energético.

El objetivo consistía en presentar comparaciones con los avances ya realizados, establecer vías de innovación y evaluar la viabilidad e influencia de las soluciones de mejora previstas, que están en el corazón del pensamiento de ecodiseño de YEGO.

El ACV ha permitido estudiar los impactos ambientales de la moto actual e identificar las principales emisiones resultantes de su ciclo de vida.

Inicialmente, la moto eléctrica tenía una vida útil de 5 años, pero gracias a la optimización del mantenimiento, YEGO pudo lograr una vida útil de al menos 7 años. Este avance ha contribuido a reducir el impacto de la moto en el cambio climático.

Los resultados

  • El análisis demostró que al mejorar la esperanza de vida de la moto se reduce significativamente su impacto. Por lo tanto, los esfuerzos para mantener (una vez cada 1,2 días) y reparar los vehículos (siempre que sea necesario) son beneficiosos.
  • Dado que las materias primas suponen una gran parte del impacto, el trabajo sobre los materiales permite optimizarlo (en la producción y en el uso).
  • Los resultados del estudio proporcionaron a YEGO un punto de partida para cuantificar el impacto medioambiental de sus motos eléctricas de París y un punto de anclaje para estimar de forma precisa las futuras mejoras que YEGO desea implementar.
  • Con 15,4 gramos de CO2eq emitidos por pasajero y por kilómetro, las motos eléctricas YEGO están demostrando ser una alternativa eficiente a los vehículos de combustión para limitar los gases de efecto invernadero en la ciudad.

El consejo de expertos.

Empieza aquí.

Habla hoy con un experto.

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. You can find out more about which cookies we are using in our privacy policy.