Avances en la CSRD: ¿Cuáles son las implicaciones para la divulgación de información no financiera?

La Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa de la Unión Europea (CSRD) tiene como objetivo mejorar la calidad y consistencia de los informes de sostenibilidad en toda la UE. En julio, la Comisión Europea lanzó un conjunto inicial de Normas Europeas de Informes de Sostenibilidad (ESRS) como un acto delegado, tras un período de consulta ...

Stefan Holzheuser, Jordan Hairabedian, Juliette de Valence

3 abr 2024 9 minutos de tiempo de lectura

La Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa de la Unión Europea (CSRD) tiene como objetivo mejorar la calidad y consistencia de los informes de sostenibilidad en toda la UE. En julio, la Comisión Europea lanzó un conjunto inicial de Normas Europeas de Informes de Sostenibilidad (ESRS) como un acto delegado, tras un período de consulta pública en el que EcoAct contribuyó con sus preocupaciones y recomendaciones. Antes de que se amplíe la obligación de reportar en 2024, los expertos de EcoAct, Jordan Hairabedian y Stefan Holzheuser, analizan los últimos desarrollos importantes de esta directiva y nos orientan en los próximos pasos tanto para las empresas de la UE como para las que no son de la UE. 

¿En qué consiste la Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD)? 

La CSRD entró en vigor en enero de 2023. Representa una expansión significativa de la obligación de reportar sobre sostenibilidad. La actual Directiva de Información No Financiera (NFRD) se aplica a aproximadamente 12,000 empresas. Desde 2024, la nueva directiva está impactando de manera progresiva a 40,000 empresas de la UE y 10,000 empresas no pertenecientes a la UE, ampliando el alcance de la taxonomía de la UE y requiriendo la divulgación de numerosos indicadores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG). 

Objetivos de la CSRD

Como pilar fundamental de la Estrategia sobre Finanzas Sostenibles de la UE, la CSRD pretende orientar los flujos de inversión hacia empresas sostenibles para garantizar que puedan alcanzarse los objetivos del Pacto Verde de la UE: 

  • Alcanzar la neutralidad climática para 2050 
  • Proteger y restaurar los ecosistemas  
  • Pasar de una economía lineal a una circular  

Las inversiones sostenibles requeridas solo podrán realizarse si los gestores de activos y los bancos disponen de más información sobre el desempeño en materia de sostenibilidad de las empresas en las que podrían invertir. Aquí es donde entra en juego la CSRD, una guía de reporte exhaustiva, transparente y uniforme a escala europea, dirigida a 50,000 empresas. Esta nueva directiva se basa en referencias internacionales, tales como el TCFD, el CDP y la taxonomía de la UE, tres marcos de reporte en los que EcoAct cuenta con una amplia experiencia. 

Además de su importancia para los mercados financieros, la información y los indicadores no financieros también han ido ganando importancia para otras partes interesadas, como los clientes o la sociedad. Un reporte sólido sobre sostenibilidad es, por tanto, un instrumento esencial para generar confianza y reforzar la reputación de una empresa. 

El incumplimiento de esta directiva acarrearía importantes multas. De hecho, los Estados miembros deben aplicar medidas que sean «eficaces, proporcionadas y disuasorias» 

El foco en los indicadores ESG

Las Normas Europeas de Informes de Sostenibilidad (ESRS) son los indicadores cuantitativos y cualitativos de ESG para reportar bajo la CSRD. Los estándares de informes se pueden dividir en tres bloques: 

Avances en la CSRD: ¿Cuáles son las implicaciones para la divulgación de información no financiera?

Principios clave de la CSRD

  • Doble materialidad: Las empresas deben llevar a cabo una evaluación de materialidad en todos los temas (excepto en las «Divulgaciones Generales» – ESRS 2), que se relacionen con asuntos significativos para el negocio (materialidad financiera) o para las preocupaciones de ESG (materialidad de impacto). 
  • Ámbito de aplicación: la CSRD abarca toda la cadena de valor de las empresas. 
  • Horizonte temporal: la CSRD requiere una mayor profundidad de la información reportada, tanto cualitativa como cuantitativa, y abarca períodos cortos, medianos y largos cuando corresponda. 
  • Debida diligencia: deben aplicarse procesos para identificar, prevenir, mitigar e informar de los impactos negativos reales y potenciales sobre el medio ambiente y las personas. 
  • Verificación: la información no financiera deberá ser verificada anualmente por un auditor legal, o una empresa de auditoría acreditada por cada Estado miembro. 

¿Qué organizaciones se verán afectadas?

  • Grandes empresas de la UE (cotizadas o no) y grandes empresas no europeas que coticen en mercados regulados de la UE: con más de 250 empleados, con un balance total de más de 20 millones de euros o con un volumen de negocios de más de 40 millones de euros (las empresas deberán cumplir al menos 2 de los 3 criterios). 
  • Todas las pequeñas y medianas empresas de la UE y de fuera de la UE que coticen en un mercado regulado europeo, excepto las microempresas. 
  • Entidades de crédito pequeñas y no complejas, así como compañías de seguros cautivas. 
  • Otros grandes grupos no europeos con actividad significativa en la UE (volumen de negocios superior a 150 millones de euros) y con una gran sucursal o filial con sede en la UE. 

¿Cuándo se reporta?

El reporte de la CSRD debe ser anual. El calendario es el siguiente:

Avances en la CSRD: ¿Cuáles son las implicaciones para la divulgación de información no financiera?

Con el nuevo acto delegado publicado en junio, el calendario permanece sin cambios. No obstante, existe la posibilidad de graduar ciertas obligaciones: 

Para todas las empresas: 

  • Durante el primer año de reporte, la empresa tiene la opción de omitir la divulgación de efectos financieros anticipados relacionados con temas ambientales no climáticos (como contaminación, agua, biodiversidad y economía circular), así como ciertos puntos de datos relativos a su propia fuerza laboral (ESRS S1: protección social, personas con discapacidad, enfermedades laborales y equilibrio entre trabajo y vida personal). 

Para empresas grandes con menos de 750 empleados: 

  • Durante el primer año de reporte, las empresas grandes con menos de 750 empleados pueden optar por no revelar las emisiones de gases de efecto invernadero del alcance 3 (en ESRS E1) y el estándar de su propia fuerza laboral (ESRS S1). 
  • Durante los primeros dos años, la empresa puede optar por no revelar información relacionada con la biodiversidad (ESRS E4), los trabajadores en la cadena de valor (ESRS S2), las comunidades afectadas (ESRS S3), los consumidores y usuarios finales (ESRS S4). La empresa debe indicar si los temas de sostenibilidad cubiertos por ESRS E4, ESRS S1, ESRS S2, ESRS S3 y ESRS S4 se han evaluado como materiales por la evaluación de materialidad de la empresa, y divulgar elementos específicos si se consideran materiales (ESRS 2, párrafo 17). 

Dónde reportar y cómo

La información no financiera debe ser publicada en los informes anuales de las empresas: ya sea en una única sección consolidada, en cuatro partes separadas (información general, secciones E, S y G) o utilizando la incorporación por referencia (por ejemplo, ESRS E1-6, párrafo 41). 

Además, los datos reportados se digitalizarán en una plataforma pública de la UE, el Punto de Acceso Único Europeo (PAUE), mediante un «etiquetado» (basado en la incorporación por referencia). El Formato Electrónico Único Europeo facilitará la accesibilidad, el análisis y la comparabilidad de los informes anuales. 

El cambio climático, aspecto clave del reporte 

Las normativas sobre cambio climático son un elemento fundamental de la CSRD y son obligatorias para todos, con la ambición de alcanzar los objetivos de descarbonización del Pacto Verde Europeo. Esto se refleja en los 13 requisitos de reporte específicos sobre cambio climático que pueden clasificarse según los pilares del TCFD: 

Gobierno:  

  • Integración de la sostenibilidad en los sistemas de incentivos. 

Estrategia: 

  • Plan de transición para mitigar el cambio climático. 
  • Riesgos y oportunidades y su interacción con la estrategia y el modelo de negocio. 

Riesgos: 

  • Procesos para evaluar los impactos climáticos, los riesgos y las oportunidades. 
  • Políticas relacionadas con la mitigación y la adaptación. 
  • Acciones y recursos sobre políticas de cambio climático. 

Métricas y objetivos: 

  • Divulgación de la alineación taxonómica. 
  • Consumo de energía, combinación e intensidad de ingresos. 
  • Alcances brutos 1, 2 3 e intensidad de ingresos. 
  • Eliminación de GEI y proyectos de mitigación financiados mediante créditos de carbono. 
  • Objetivos relacionados con la mitigación y la adaptación. 
  • Precio interno al carbono. 
  • Efectos financieros potenciales de los riesgos físicos y de transición y las oportunidades. 

No obstante, si se dividen los requisitos de reporte sobre el cambio climático, se debería informar sobre alrededor de 140 indicadores, que en su gran mayoría están alineados con el cuestionario sobre cambio climático del CDP. De esta forma, la respuesta al CDP puede permitir a las empresas alinearse más fácilmente con los requisitos de las ESRS. Por ejemplo, la pregunta C3.1 del cuestionario sobre cambio climático de CDP coincide con el indicador E1-1 párrafo 15 a) de las ESRS. 

EcoAct y la CSRD

En EcoAct, consideramos que la CSRD no es simplemente un requisito de informes, sino una herramienta estratégica para preparar el modelo de negocio y enfrentar los desafíos ambientales actuales. Nuestra amplia gama de servicios está diseñada para implementar una estrategia global que reduzca los riesgos e impactos en el planeta. 

  1. Diagnóstico: capacite a sus equipos para preparar los requisitos de CSRD involucrándolos desde el principio, y realice un análisis de brechas para establecer un panel estratégico sobre ESG. 
  1. Establezca impactos y riesgos: realice una evaluación de doble materialidad para identificar temas materiales y establecer hojas de ruta sólidas para su estrategia de sostenibilidad. 
  1. Ejecute y reporte: Implemente estrategias para lograr un alineamiento líder en CSRD en términos de cambio climático y biodiversidad.
    Tenemos más de 17 años de experiencia asesorando a empresas en consultoría sobre cambio climático y naturaleza, abordando desde métricas de impacto hasta análisis de riesgos, descarbonización, establecimiento de objetivos basados en la ciencia, evaluación del ciclo de vida y compensación de carbono.
    También podemos ayudarle a elegir la herramienta digital más relevante para la recopilación, divulgación y monitoreo de datos. 
  1. Transforme su modelo de negocio para operar dentro de los límites planetarios. 

Si necesita apoyo para preparar y producir un informe de sostenibilidad conforme al CSRD, no dude en contactar con

. 

Información relacionada

Ver todo